Administración y Negocios

logo todoadministracion

Una red puede tener varios tamaños: desde un equipo que trabajo, en la escuela, en el barrio, en el municipio, la región o a nivel internacional, no se limita a un sector, sino que tiene la ventaja de atravesar las fronteras de lo público y lo privado, las instituciones, las empresas, las universidades, las asociaciones o grupos voluntarios.

CONSTRUYE CONFIANZA

  • La confianza es la base del grupo.
  • Construir confianza es un requisito de la red porque antes de integrar empresas se relacionan las personas, se debe estimular en forma permanente.
  • Es preferible que el grupo se desintegre cuando no logre consolidar la confianza, porque es riesgoso y difícilmente llegará ser productivo.
  • Construir confianza significa desarrollar la capacidad de formular acuerdos y hacerlos cumplir siempre, sin excepciones.

Consejos para consolidar la confianza: reglas claras y estables

  • Actividades sociales: una alternativa para estimular el trato personal y la confianza mutua, son reuniones con empresarios para conocerse.
  • Reglas de juego: los empresarios pueden acordar, las reglas que crean necesarias, es recomendable que se limiten a asuntos clave y que sean pocas reglas.
  • Protocolos para decidir: conviene establecer con claridad el procedimiento para proponer ideas, discutirlas y aprobarlas. También  cómo se evaluará cada decisión aprobada.
  • Niveles de delegación: la democracia en la alianza es vital, pero es imposible que todos puedan opinar o decidir todos los temas. Se requieren niveles de autorización acordados previamente.
  • Manejo de diferencias: uno de los procedimientos más importantes, que conviene pactar casi desde el comienzo de la red, es el manejo de diferencias de opinión y los eventuales conflictos personales o de negocios.

FUENTES DE CONFIANZA

  • Oportunismo: es el temor a que las otras personas tomen ventaja de la situación o se favorezcan de manera individual a costa de los demás.
  • Incertidumbre: obedece al temor sobre el futuro del negocio y de los mercados.
  • Diferencias en información: estos temores se  incrementan por las diferencias en el conocimiento
  • Descoordinación: representa la dificultad de los empresarios para formar acuerdos y ponerlos en práctica.

Gestione y sostenga la red

  • El propósito clave es que la red pueda gestionar y sostener operaciones de manera formal y controlada, siempre con la perspectiva de fortalecer las empresas y de mejorar la competitividad conjunta.
  • Para conseguirlo, se debe seguir el proceso administrativo de planear, gestionar, controlar y retroalimentar.

Evaluar y controlar

  • Metas: la red debe acordar los resultados que esperan lograr antes de iniciar cualquier gestión o proyecto.
  • Las metas deben ser realistas y lo más precisas posible.
  • Indicadores: cada meta debe contener un indicador que permita medir, tanto el desempeño durante la operación, como el nivel de logro en el resultado final.
  • Responsables: se deben establecer con precisión los papeles y las tareas, de manera que permitan una rendición de cuentas posterior.
  • Evaluar: una de las rutinas más importantes de la alianza es valorar cómo van. Esto permite analizar qué pasó y acordar las acciones que van a seguir.
  • Ajustes: son necesarios para corregir el rumbo acordado en el plan estratégico de la alianza.
  • Saldo pedagógico: toda experiencia, positiva o negativa, debe dejar una lección que el grupo.

Seguimiento y evaluación

Indicadores de seguimiento

  • La evaluación y el seguimiento se manejan normalmente mediante un sistema de metas e indicadores que se pueden medir de forma periódica.
  • Las mediciones en una alianza se refieren, al desempeño de cada empresa e igualmente a los resultados en conjunto.

Indicadores empresariales

  • Ventas: valor total y crecimiento anual.
  • Cobertura de mercado.
  • Valor agregado.
  • Productividad laboral, de capital y tecnológica.
  • Innovaciones y exportaciones.
  • Empleo generado.
  • Rentabilidad financiera conjunta.

Indicadores de madurez de la red

  • Volumen de intercambio entre empresas.
  • Permanencia de empresas en la red.
  • Capital común.

BUSQUE APOYO EXTERNO

  • Es recomendable que la red empresarial se informe y use los servicios de apoyo disponibles.
  • La entidad de apoyo puede ayudar a reconocer las necesidades, orientar la planificación de cada etapa e identificar mercados potenciales.
  • Esta entidad debe ofrecer profesionales calificados y estables, que cuenten con conocimiento y experiencia empresarial, que hablen el lenguaje del empresario.

El apoyo externo debe ser minoritario y temporal

La financiación de la entidad de apoyo sigue estas reglas :

  • Minoritaria, porque las empresas deben financiar la mayor parte del proyecto de integración; no se aprecia lo que no se paga.
  • Temporal, se financian actividades con intensidad variable en el tiempo, normalmente el apoyo dura entre 1 y máximo 3 años.

FACTORES DE ÉXITO

La alianza facilita que las empresas puedan innovar

Las alianzas productivas son un mecanismo poderoso para mejorar la competitividad de pequeñas y medianas empresas, algunas redes han mejorado su productividad, otras han logrado innovar; otras han empezado a exportar.

PRINCIPIOS DE UNA ALIANZA

  • Orientación al mercado: el mercado es el fundamento y la finalidad de las empresas. Antes de pasar a producir se necesita estudiar la demanda.
  • Orientación al negocio: la alianza debe conducir a mejoras tangibles en las empresas, la red se debe enfocar en producir cambios estructurales y permanentes en las empresas participantes.
  • Disposición al cambio: transformación duradera de las capacidades productivas de las empresas.
  • Proceso gradual: la red es resultado del avance de las personas y de las empresas.

El apoyo externo, como las capacitaciones y asesorías, son insumos. La alianza cumple un ciclo de vida, cada etapa precisa de un enfoque estratégico y un tipo de liderazgo, que se debe revisar.

  • Reglas de juego claras y estables: es necesario acordar procedimientos que regulen las relaciones en el grupo.
  • Liderazgo de los empresarios: asegurar su participación permanente, con dedicación de tiempo y con compromiso financiero.

Errores frecuentes y malas prácticas

Algunos síntomas de debilidad en el equipo son:

  • Miopía de mercado: algunas empresas tratan de empujar en sus clientes lo que ya saben hacer, pero que no necesariamente requieren o desean sus clientes.
  • Inmediatismo: algunas personas se impacientan por obtener beneficios rápidos. Por eso les parece innecesario desarrollar un proceso, o prepararse paso a paso.
  • Individualismo: cada empresa se preocupa sólo por sí misma o actúa por su cuenta.
  • Falta de visión o de rumbo: las alianzas no se hacen para resolver coyunturas o problemas inmediatos, son para crear capacidades a largo plazo.
  • Inflexibilidad empresarial: las empresas tratan de seguir operando como siempre lo han hecho, sin realizar los ajustes en su operación para satisfacer las demandas.
  • Diagnósticos sin acción: los estudios y análisis son indispensables.
  • Lo esencial para el éxito de la alianza es cultivar una relación personal y empresarial de largo plazo.